La estimulación vestibular calórica mejora muchos síntomas del Parkinson: Resultados de un ensayo clínico.
noviembre 15, 2018
Reunión Anual de la SEN 2018: Lo más relevante en enfermedad de Parkinson.
noviembre 22, 2018
Mostrar todo

Primer implante de células madre “reprogramadas” en el cerebro de un paciente con enfermedad de Parkinson.

• Son células madre “reprogramadas” para producir dopamina obtenidas de células de la piel de un donante anónimo.

• La intervención fue realizada en Japón en el mes de Octubre con éxito.

• Se implantaron 2.4 millones de células en 12 áreas del cerebro en un procedimiento que llevó unas 3 horas.

• Si la evolución es satisfactoria, volverán a implantar otros 2.4 millones de células en unos 6 meses.

• Planean tratar a 6 pacientes hasta el año 2020.

• El tiempo nos dirá cual es la seguridad y eficacia de este procedimiento a corto, medio y largo plazo.
La enfermedad de Parkinson es un trastorno degenerativo en el que se produce por diversas causas (factores genéticos y ambientales implicados) una pérdida progresiva de neuronas de la sustancia nigra del mesencéfalo. Estas neuronas conectan con el núcleo estriado en lo que se llama la vía nigro-estriada y contienen dopamina que liberan al núcleo estriado. La dopamina interacciona con un receptor, permitiendo el paso de la señal nerviosa, lo cual es necesario para la ejecución del movimiento. En un paciente con enfermedad de Parkinson el estriado se va a denervar y la falta de dopamina produce los síntomas típicos motores como el temblor, la rigidez y la lentitud de movimientos (bradicinesia). Una solución pensando de forma simplista sería reponer de alguna manera las neuronas dopaminérgicas que se van perdiendo. Sin embargo, un primer problema será disponer de esas neuronas dopaminérgicas y otro segundo muy importante cómo conseguir que las neuronas lleguen al sitio adecuado del cerebro.
Una respuesta posible a esta cuestión es el uso de células madres “reprogramadas” que sean implantadas en el área concreta del cerebro que seleccionemos. Actualmente se está investigando con las llamadas células iPS (por sus siglas en inglés, Induced Pluripotent Stem; es decir, células madres pluripotenciales inducidas). Las células iPS son un tipo de célula madre con características pluripotenciales (capaces de generar la mayoría de los tejidos) derivadas artificialmente de una célula que inicialmente no era pluripotencial. Por lo general se utiliza una célula adulta diferenciada (diferenciación celular) procedente de un tejido concreto, sobre la que se induce la expresión de varios genes exógenos, capaces de des-diferenciarla. Se denomina reprogramación a esta des-diferenciación. Explicado de una forma sencilla, se podrían obtener, por ejemplo, células de la piel que se reprogramen a células pluripotenciales que luego se diferencien a células productoras de dopamina y que pueden implantarse en el cerebro para compensar la falta de dopamina de un paciente con Parkinson.
Se ha demostrado que las células iPS son idénticas en muchos aspectos, y similares en otros, a las células madre embrionarias. Las células iPS se obtuvieron por primera vez en el año 2006 a partir de células de ratones (Takahashi & Yamanaka, 2006) y ya en 2007 a partir de células humanas (Takahashi y cols., 2007). Este logro se considera uno de los avances más importantes de la investigación con células madre, ya que permite obtener células madres pluripotenciales a partir de células adultas y permite que pueda ser usado como terapia para generar las células que se van perdiendo en trastornos degenerativos como el Parkinson.
En este interesante contexto, se ha comunicado recientemente que neurocirujanos japoneses han implantado, por primera vez, células madre "reprogramadas" en el cerebro de un paciente con enfermedad de Parkinson. En concreto, en octubre de este año, el neurocirujano Takayuki Kikuchi implantó, en el Hospital Universitario de Kyoto, 2.4 millones de células precursoras de dopamina (capaces de sintetizar dopamina) en el cerebro de un paciente de unos 50 años con Parkinson. En el procedimiento, que duró en torno a 3 horas, el equipo del Dr. Kikuchi depositó las células madre reprogramadas en 12 sitios diferentes del cerebro, conocidos como centros de actividad de la dopamina. Ya se ha demostrado que las células precursoras de dopamina mejoran los síntomas de la enfermedad de Parkinson en monos.
El científico de células madre Jun Takahashi y sus colegas de la Universidad de Kyoto generaron las células precursoras de dopamina a partir de una reserva de células iPS almacenadas en la Universidad. Éstas se desarrollaron mediante la reprogramación de células de la piel tomadas de un donante anónimo.

En el presente caso la intervención fue satisfactoria y queda por ver tanto la seguridad como el beneficio a corto, medio y largo plazo. "El paciente está bien y no ha habido reacciones adversas importantes hasta el momento", comentó en una entrevista el Dr. Takahashi. El equipo observará la evolución del paciente durante seis meses y, si no surgen complicaciones, implantará otros 2.4 millones de células precursoras de dopamina en su cerebro. La intención por parte de este equipo es tratar a seis pacientes más con enfermedad de Parkinson para probar la seguridad y eficacia de la técnica a lo largo del año 2020. Ya hay experiencia en otros campos como el uso de células de la retina a partir de células iPS que se usaron en 2014 para tratar enfermedades oculares. El tiempo nos permitirá conocer la seguridad y el efecto de una terapia que busca sustituir lo que falta en el cerebro, en el caso del Parkinson, la dopamina.


DIEGO SANTOS GARCÍA
NEUROLOGÍA, CHUF (COMPLEJO HOSPITALARIO UNIVERSITARIO DE FERROL), FERROL, A CORUÑA

2 Comments

  1. Hayle Enrique Suárez Sánchez dice:

    Buenas tardes, soy médico, vivo en Medellín, diagnosticado hace 20 meses con parkinson, probé rasagilina. Parches neupro, y por último levodopa, los agonistas me empeoraba, y con la levodopa no sentí ningún beneficio, por lo q suspendí, mi afección más importante es el brazo izquierdo, su contractura y rigidez, realmente no se q hacer, los especialistas en movimientos anormales. Q sólo hay 3, no me dan alternativas, estoy esperanzado en la vacuna, PD01Ay en el HIPOGLICEMIANTE NLY01, pido por favor su ayuda y orientación, necesito trabajar y mis manos son mi trabajo, muchas gracias

    • Fundación Curemos el Párkinson dice:

      Estimado Hailey, como médico sabes bien que el diagnóstico de la enfermedad es clínico y se basa en unos criterios concretos. Uno de ellos es la respuesta al tratamiento. Es cierto que a veces puede haber fenotipos sin temblor con mucha rigidez y bradicinesia con afectación marcada en los que parece que no hay respuesta, pero algo hay. En estos casos lo mejor es la levodopa. A veces si no hay respuesta a una formulación, levodopa/carbidopa, puede haber mayor mejoría con otra, levodopa/benserazida. Aunque no hay estudios comparativos, en la práctica pramipexol es el agonista tal vez más potente y con más efecto sintomático. Sino, otra posibilidad es asociar un ICOMT a la levodopa, como entacapona o opicapona (aunque la indicación sería para pacientes con fluctuaciones). Si hay dudas, se puede hacer un tets de apomorfina. En caso de pacientes jóvenes que toleran mal los tratamientos se puede plantear la cirugía (estimulación cerebral profunda), pero siempre si hay respuesta al tratamiento dopaminérgico. Te recomiendo que te siga un experto que sabrá como llevarte en relación con todo esto. Un saludo y mucha suerte. Las vacunas y otros estudios están en fase de investigación y conviene ser prudentes y esperar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *